Aviso de prensa: Los turistas se comen el pan que le niegan a los cubanos.

Aviso de prensa

Los turistas se comen el pan que le niegan a los cubanos.

Contactos: John Suarez  (612)-367-6845 y Janisset Rivero (786)-208-6056

Centro para una Cuba Libre. Washington DC, 28 de febrero de 2024, Washington, DC. La suspensión del pan en la libreta de racionamiento, anunciada recientemente por el gobierno cubano, no se debe al embargo norteamericano como el mismo afirma.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos en su hoja informativa sobre la “provisión de asistencia humanitaria a Cuba” dice claramente: “Mientras el embargo siga vigente, el gobierno de Estados Unidos prioriza el apoyo al pueblo cubano, y las leyes y regulaciones estadounidenses incluyen exenciones y autorizaciones relacionadas con las exportaciones de alimentos, medicinas y otros bienes humanitarios a Cuba, así como la respuesta a desastres.”

El comercio de productos principalmente agrícolas con Cuba ascendió a 400 millones de dólares en 2023, en contraste con sólo 241,8 millones de dólares durante el último año del deshielo de la Administración Obama con La Habana en 2016.

La escasez de pan se debe a que el régimen le da prioridad a la compra de harina para los turistas en los hoteles de lujo, ignorando el hambre de las familias cubanas que sufren apagones, montones de basura en las esquinas con plagas de ratones, mosquitos y cucarachas, más los salideros de aguas albañales y la falta de agua potable.

El impacto de la falta de harina para confeccionar el pan se limita a la producción que se distribuye a través de la libreta de racionamiento de la que dependen millones de cubanos.

Las mipymes y otras formas no estatales de producción siguen comprando harina (en divisas) y produciendo pan. Los hoteles no sufrirán ninguna consecuencia.

Durante los próximos días se podrá apreciar la dimensión del desastre.  De hecho, en varias provincias ya han anunciado que el pan del racionamiento solo será para los niños. Ojalá que parte de la harina destinada a los hoteles y a la cúpula del gobierno a la que nada le falta, pueda destinarse a los enfermos y a los ancianos.

“Después de más de seis décadas de revolución marxista, las diferencias de clase en vez de haber desaparecido, han alcanzado niveles inexistentes durante el siglo XX. Las medidas represivas contra los campesinos que publica la prensa oficial aumentará la escasez de los productos más básicos,” dijo John Suarez, director ejecutivo del Centro para una Cuba Libre.

###