Nota de Prensa: HABLA HERMANO DE OPOSITOR CUBANO MUERTO EN HUELGA DE HAMBRE

Nota de Prensa

HABLA HERMANO DE OPOSITOR CUBANO MUERTO EN HUELGA DE HAMBRE BAJO LA CUSTODIA DE LA SEGURIDAD DEL ESTADO EN CUBA EN CIRCUNSTANCIAS SIMILARES A LAS DE ORLANDO ZAPATA

“En Camagüey él era una piedra en el zapato de la policía política por sus acciones”, dijo Raidel Aróstegui Armenteros

(se incluye audio de la declaración)

Yosvany Aróstegui Armenteros

Yosvany Aróstegui Armenteros



Centro para una Cuba Libre, 10 de agosto de 2020, Washington, DC. El viernes 7 de agosto la Seguridad del Estado se comunicó con la familia del prisionero Yosvany Aróstegui Armenteros para informarle que había fallecido durante una huelga de hambre que protagonizará durante 40 días. Aróstegui Armenteros había sido detenido un año antes y procesado por dos delitos comunes de los cuales se declaró inocente desde el principio. Antes de la última huelga había protagonizado otras con el mismo objetivo: exigir su libertad.

Al igual que en el caso de Orlando Zapata Tamayo (febrero de 2010), Aróstegui Armenteros fue trasladado a la prisión Kilo 8 desde otra prisión y luego trasladado a la Sala de Penados del Hospital Amalia Simoni en la ciudad de Camagüey. Las autoridades de la Prisión de Kilo 8 tienen un sistema de tortura para someter a los presos que se declaran en huelga: los aislan, y les quitan el agua, único sustento de cualquier huelguista. En el caso de Zapata y gracias a la presión de grupos opositores fuera del hospital Amalia Simoni, su madre pudo verle y conocer de sus labios sobre las torturas y negación de agua a la que había sido sometido. Yosvany Aróstegui no tuvo la misma suerte. A su hermano, Yaudel Aróstegui Armenteros no le permitieron verlo.

“Diez días antes de morir llaman a mi hermano Yaudel Arostegui Armenteros, al hospital para que se presentara allá, cuando llegó a Amalia Simoni le dicen que mi hermano está muy mal. Mi hermano no lo pudo ver. Una doctora que estaba allí le dijo a mi hermano que para la próxima llamada que le iban a hacer no iba a ser buena, era ya porque él iba a fallecer. Y así mismo fue”, dijo al Centro Raidel Aróstegui Armenteros, quien vive exiliado en el estado de Washington, Estados Unidos.

De acuerdo a Raidel, su hermano siempre dijo que era inocente de los delitos comunes que se le acusaban. La familia contrató un abogado que realizó investigaciones sobre el caso, pero una semana antes del juicio, el abogado murió misteriosamente en un accidente de tránsito. Su hermano siempre pensó que sería puesto en libertad, pero al recibir la sentencia de 15 años de prisión comenzó las huelgas de hambre.

“Mi hermano Yosvany Arostegui, era activista de los derechos humanos. Siempre estaba enfrentándose contra la policía política. En Camagüey él era una piedra en el zapato de la policía política por sus acciones. Él siempre me dijo que el día que le sucediera algo que él se iba a plantar. Que el día que le hicieran algo se iba a plantar y que el segundo Zapata  en Camagüey iba a ser él.  Y así sucedió. Mira cómo fue la muerte de él”, agregó.

Durante la dictadura de más de sesenta y ún años del régimen de la familia Castro, decenas de prisioneros políticos y comunes han muerto en huelga de hambre  producto de la negación de agua, y de  asistencia médica, además de los tratos crueles a los que se les somete a aquellos que deciden denunciar el irrespeto a sus derechos humanos.

El Centro por una Cuba Libre, denuncia ante las organizaciones internacionales de derechos humanos este caso y exige una investigación independiente sobre la muerte de Yosvany Aróstegui Armenteros.

Enlace: https://youtu.be/Bg0lOQQ9kRc

###

Declaración de Raidel Arostegui Armenteros, hermano del prisionero Yosvany Arostegui Armenteros muerto en huelga de hambre el 7 de Agosto de 2020

 

10 de Agosto de 2020

“Soy Raidel Arostegui Armenteros, soy hermano del prisionero que murio en huelga de hambre en la provincial de Camaguey, Cuba, Yosvany Arostegui Armenteros. Mi hermano fue detenido hace más de un año en la provincial de Camaguey, donde le mandaron una petición fiscal de 28 años por unos delitos de violación y robo, de los cuales él desde el primer momento dijo que él era inocente, que no había cometido ninguno de esos delitos. En espera del juicio en la prisión Cerámica Roja, en dicha provincia, siempre decía que a él lo iban a soltar, que él era inocente, que él no había cometido esos delitos.

Fue a juicio, y estando en el juicio le pusieron 15 años de prisión. Al regresar a Cerámica [Roja] él empezó con unos plantes [huelgas de hambre]. Ya estando plantado en Cerámica Roja lo llevan para la Prisión Kilo 8 (la 26) y estando en la 26 lo mandan al hospital que tiene la 26. Hizo muchos plantes donde duraba varios días, un mes más o menos. Estaba muy mal, ya estaba en silla de ruedas. Se pasaba dos o tres días tomando líquido, y a los días volvía de nuevo con los plantes. Él siempre me decía que él era inocente, mi hermano que lo iba a ver a la prisión, lo veía en una silla de ruedas, estaba muy flaco, muy deteriorado. Este último plante estuvo por más de 40 días. En los primeros plantes a mi hermano lo dejaron verlo, lo dejaron ver a un amigo. Ya en este último plante mi hermano no lo vió. De Kilo 8 lo llevaron al hospital Amalia Simoni. Diez días antes de morir llaman a mi hermano Yaudel Arostegui Armenteros, al hospital para que se presentara allá, cuando llegó a Amalia Simoni le dicen que mi hermano está muy mal. Mi hermano no lo pudo ver. Una doctora que estaba allí le dijo a mi hermano que para la próxima llamada que le iban a hacer no iba a ser buena, era ya porque él iba a fallecer. Y así mismo fue. Aproximadamente diez días después de esa llamada el Viernes (7 de Agosto) 8 de la noche en Cuba, y dan la noticia que fallece mi hermano. Lo llevan a velar los familiares nada más a la funeraria, unas tres horas, y a las 2 de la mañana lo llevaron a cremar. Ya allí no sabemos más nada, qué pasó.

Durante el proceso del juicio, la familia contrató un abogado. Yo le mandé el dinero a mi hermano para el abogado. El abogado empezó a investigar, ya estaban listos para el juicio y una semana antes del juicio, el abogado tuvo un accidente y murió en el accidente de auto. Entonces ya llegaba el juicio, le pusieron (el gobierno) otro abogado, que no tuvo tiempo de investigar nada, porque era un abogado nuevo que no sabía nada. Ese abogado fue una sola vez, vio a mi hermano, allí mi hermano le dijo todas las cosas que tenía que decirle  y a los días llegó el juicio, con ese abogado nuevo. Su abogado falleció en una accidente.

Mi hermano Yosvany Arostegui, era activista de los derechos humanos. Siempre estaban enfrentándose contra la policía política. En Camagüey él era una piedra en el zapato de la policía política por sus acciones. Él siempre me dijo que el día que le sucediera algo que él se iba a plantar. Que el día que le hicieran algo se iba a plantar y que el segundo Zapata [Orlando Zapata Tamayo, muerto en huelga de hambre el 23 de febrero de 2010] en Camagüey iba a ser él.  Y así sucedió. Mira cómo fue la muerte de él. Siempre negó que él cometiera este delito. E incluso él pensó en el juicio que lo iban a liberar.”