Sacerdotes cubanos envían mensaje por video: No alces la mano contra tu hermano