“ESTE DÍA EN LA HISTORIA DE CUBANA…. – Carlos Prío Socarrás (1903-1977)”

THIS DAY  IN CUBAN HISTORY 
A publication of the Cuban Studies Institute

Carlos Prío Socarrás (1903-1977). Presidente de Cuba, 1948-1852. Nacido en Bahía Honda el 14 de julio, se involucró en la política a temprana edad, militando en el Directorio Estudiantil Universitario mientras estudiaba Derecho en la Universidad de La Habana en la década de 1930. Fue elegido miembro de la convención constitucional de 1939 y del Senado en 1940. Se desempeñó como primer ministro en 1945 y como ministro de Trabajo de Grau San Martín, 1947-1948. En 1948 ganó la presidencia como candidato del Partido Revolucionario Cubano (Auténtico). A diferencia de sus predecesores inmediatos, fue un estadista experimentado que enfatizó que el ejecutivo y el legislativo tenían que trabajar juntos. Su administración fue fiel a la constitución de 1940, respetó las libertades civiles y logró importantes logros en materia de legislación social, como el retiro azucarero y el retiro harinero (pensiones para los trabajadores de la industria azucarera y harinera) y la rebaja de alquileres (estabilización de alquileres).

Estableció el Banco Nacional de Cuba, amplió las principales carreteras y comenzó la construcción de la biblioteca nacional. Los acuerdos de exportación de azúcar con los Estados Unidos, el Reino Unido y Alemania Occidental trajeron a la isla un auge económico. El Senado ratificó el Tratado de Asistencia Mutua de Río de Janeiro y un Tratado de Asilo Político. Pero aunque propugnaba ideales democráticos, su administración se vio asediada por el gangsterismo heredado de la administración Grau. No sólo se negó a adoptar una postura eficaz contra las pandillas, sino que muchas de ellas estaban protegidas por miembros de su propio gabinete. Él mismo estuvo involucrado en la corrupción generalizada entre los funcionarios del gobierno, que comenzó a alcanzar proporciones alarmantes. Respondió a las protestas que esto provocó con sus programas Nuevos rumbos, que purgaron a los miembros más corruptos de su gobierno, incluido su propio hermano, sin erradicar el problema. En 1950, Eduardo Chibás y su Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) habían alcanzado gran popularidad gracias a sus ataques vocales a la corrupción oficial. A pesar de los logros de Prío, se generalizó el cinismo sobre la política. Convertirse en político era entrar en una élite, una nueva clase por encima de los intereses del pueblo. Las figuras políticas en general, y el presidente en particular, fueron objeto de burla popular. Las críticas de Chibás ayudaron a socavar no sólo la autoridad del gobierno, sino también la estabilidad de las ya frágiles instituciones políticas de Cuba.

A medida que se acercaban las elecciones presidenciales, parecía probable una victoria ortodoxa. Pero en 1951 Chibás se suicidó, produciendo un vacío en el liderazgo ortodoxo. Batista aprovechó la oportunidad para dar su propio golpe incruento el 10 de marzo de 1952. Prío buscó asilo en la embajada de México y se trasladó de México a Miami en 1953. Allí trabajó activamente contra el nuevo régimen y fue arrestado por violar la Neutralidad de Estados Unidos de 1939. Acto. En agosto de 1955 regresó a Cuba bajo los términos de la amnistía general de Batista. Sus actividades posteriores incluyeron el apoyo a Fidel Castro y, en mayo de 1956, acusado de conspirar contra el régimen, tuvo que regresar a Miami. Allí jugó un papel decisivo en la organización de un consejo de liberación nacional, que incluía representantes de todos los grupos de oposición no comunistas, la mayoría de los cuales financió. Estuvo brevemente encarcelado por planear una entrega de armas a los rebeldes en Cuba. Posteriormente, en julio de 1958, participó con Castro en la formación de una “Junta de Unidad” contra el gobierno de Batista. Cuando triunfó la Revolución de 1959, regresó a Cuba y expresó su apoyo al nuevo régimen. Sin embargo, finalmente se desilusionó y volvió a vivir en Miami, hasta su eventual suicidio en 1977.

*Jaime Suchlicki es Director del Instituto de Estudios Cubanos, CSI, un grupo de investigación sin fines de lucro en Coral Gables, FL. Es autor de Cuba: De Colón a Castro y más allá, ahora en su quinta edición; México: De Moctezuma al ascenso del PAN, 2ª edición, y de la recientemente publicada Breve Historia de Cuba.